Sitio Archivos marca de cosmetica

Celulitis


Celulitis
La expresión “celulitis” está mal empleada, porque no suele referirse a una inflamación del tejido celular subcutáneo, sino a un depósito de tejido adiposo encerrado entre tractos fibrosos, que da la sensación de “piel de naranja” al ser pellizcado. Propiamente debería de llamársele adiposis, añadiendo casi siempre el calificativo de dolorosa, ya que la mayor parte de pacientes que la presentan notan dolor cuando se les palpa las zonas afectadas.
Con un tratamiento correcto de la obesidad desciende mucho la adiposis de las pacientes (casi siempre se trata de pacientes femeninas, ordinariamente poseedoras de una piel muy fina). Sin embargo no suele desaparecer totalmente, por lo que se ha preconizado el tratamiento local con masajes y, en algunos casos, el uso local de sustancias destructoras del tejido fibroso, pero que no deben de ser utilizadas por vía general sin conocimiento del facultativo correspondiente.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Las masajistas y los masajes


La masajista ha de tener un conocimiento profundo de los planos subcutáneos sobre los que actúa. El mismo masaje superficial requiere una técnica distinta en regiones como la planta del pie, en que la piel se adhiere a las partes subyacentes, o la zona de los dedos, dotada de ramos fibrosos muy resistentes que a veces afloran hasta la piel.
El masaje profundo es de gran incidencia en el organismo, podiendo obtenerse efectos muy diversos, según la forma de aplicarlo. Se practica agarrando los tegumentos y tirando ligeramente, al tiempo que se torsiona en acción combinada de ambas manos (superior). En regiones amplias la práctica de las presiones requiere una cierta energía y se aplica el masaje con la mano entera (centro). La fricción se ha de realizar pegando la mano a la piel y desplazándola con la piel en la medida en que lo permita la laxitud subcutánea (inferior).

Etiquetas: , , , , , , ,