Sitio Archivos linea de cosmeticos

Celulitis


Celulitis
La expresión “celulitis” está mal empleada, porque no suele referirse a una inflamación del tejido celular subcutáneo, sino a un depósito de tejido adiposo encerrado entre tractos fibrosos, que da la sensación de “piel de naranja” al ser pellizcado. Propiamente debería de llamársele adiposis, añadiendo casi siempre el calificativo de dolorosa, ya que la mayor parte de pacientes que la presentan notan dolor cuando se les palpa las zonas afectadas.
Con un tratamiento correcto de la obesidad desciende mucho la adiposis de las pacientes (casi siempre se trata de pacientes femeninas, ordinariamente poseedoras de una piel muy fina). Sin embargo no suele desaparecer totalmente, por lo que se ha preconizado el tratamiento local con masajes y, en algunos casos, el uso local de sustancias destructoras del tejido fibroso, pero que no deben de ser utilizadas por vía general sin conocimiento del facultativo correspondiente.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Tipo de masaje superficial


En el articulo se ilustra un tipo de masaje superficial, tónico y anestésico, ejecutado por la palma de la mano o el pulpejo de los dedos, que frotan y se deslizan sobre la región en trayectorias centrípetas, o siguiendo el sentido de las fibras musculares. Es sedante y permite una gran variedad de estilos. Está considerado como el masaje por excelencia del instituto de belleza y resulta suficiente de por sí para fines tónicos y vasoconstrictores.
Siguiendo hacia un masaje algo más profundo, pasaremos a la fricción. Aquí las manos se adhieren a la epidermis, no desplazándose más que lo que las capas inferiores permitan por su flexibilidad. La presión será en este caso proporcionada a la resistencia de los tejidos. Las manos se mueven con desplazamientos simétricos o simplemente coordinados. Dado que el masaje actúa sobre el tejido celular de las capas profundas, la mano debe adaptarse siempre a las formas.
Las presiones, combinadas con la fricción, se practican utilizando toda la mano unas veces, el talón solamente en otras, o bien el pulpejo de los dedos, según las zonas. Como especialización curiosa de las presiones —a las que quizá sacamos poco partido— el masaje chino las viene aplicando a puntos muy precisos. Partiendo de que el desequilibrio entre las energías vital y orgánica conduce a los estados mórbidos, la terapia del masaje chino trabaja en profundidad, mediante presiones, y bajo principios de aplicación anatómica análogos a los de la acupuntura.
El pellizcamiento, que se ha practicado clásicamente para regiónes difíciles a otros procedimientos, utiliza la acción combinada de pulgar e índice. Estimula poderosamente la expulsión de exudados y favorece los intercambios orgánicos. Escuelas de tanto renombre como la japonesa utilizan al máximo el pellizcamiento, practicado de un modo especial, con el pliegue de la palma de la mano y el pulgar.
Por último, citaremos la vibración, cuya práctica ha pasado en gran parte al masaje mecánico.
Adecuadamente combinadas, estas posiciones son suficientes para los ciclos de un masaje de tipo medio. Más allá, la práctica del masaje no es y a propia del instituto de belleza y entra en el terreno de la fisioterapia aplicada.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,