Sitio Archivos ejemplo de excusas

Poner excusas


Crear excusas

Existen motivos, grandes o pequeños, racionales o tontos, que la mayoría de nosotros ponemos como excusa para no cambiar nuestra vida, para seguir atados a viejas reglas que creemos imposibles de modificar y para no adoptar hábitos más saludables. Veamos los hechos…
Cada día hay nueva evidencia de que las personas que comen alimentos pobres en grasas, que practican gimnasia regularmente y que no fuman, son más sanos, se ven mejor y, también, viven más. Usted lo cree. Es más, está absolutamente convencido de que esas afirmaciones son ciertas. Sin embargo, ¿está haciendo algo al respecto? Usted se autoconvenció de que, por una causa u otra, le es imposible cambiar. Eso no es verdad. Cambiar es posible.
Durante más de 20 años, un grupo de investigadores de California estudió la forma en que la gente puede cambiar sus hábitos más arraigados. Descubrieron que los “no puedo” están, a menudo, obstruyendo el camino hacia un cambio positivo. “Muchas veces la gente tiene lo que llamamos ‘barreras ante el cambio’, preconceptos acerca de los motivos por los cuales no puede cambiar, lo que les impide intentar nuevas experiencias”, dice el doctor John W.
Farquhar, experto en motivación, y agrega: “Esas preocupaciones no tienen nada de malo. De hecho, es bueno estar al tanto de ellas. Pero, en la mayoría de los casos, esos conceptos erróneos no deben impedirle hacer los cambios que usted necesita para llevar una vida más sana. Al analizar las razones para no cambiar, usted puede sobreponerse a ellas”, continua el médico. “Hay que estar abierto a nuevas informaciones, nuevas estrategias, nuevas técnicas, que harán más fácil el cambio. Nunca se es demasiado viejo, demasiado haragán, demasiado gordo o demasiado pobre para cambiar la vida”, finaliza.

Etiquetas: