Retirar el maquillaje Archive

El maquillaje


El maquillaje a los 15-17 años
A esta edad, incluso a los trece o catorce años, la muchachita puede sentir la tentación de aplicarse todos los productos que ve en el tocador de su madre o los que anuncian los medios de difusión. Surge entonces la inevitable pregunta: ¿me puedo maquillar ya?, ¿cómo ha de ser mi maquillaje?

Etiquetas: , , ,

Retirar el maquillaje


Para retirar la leche del rostro podemos servirnos de una servilleta de celulosa doblada en cuatro, de un rectángulo de algodón mojado en agua y bien escurrido, de una esponjita de las que se venden para tal fin (que también humedeceremos previamente) o bien de una pequeña toalla de las llamadas “de maquillaje”. Preferentemente nos inclinamos por el uso de los dos medios enumerados en primer lugar, ya que tanto la celulosa como el algodón se utilizan tan solo una vez. En cambio, en las toallitas y en las esponjas, aun cuando se laven cada vez que se emplean (lo que hay que hacer inexcusablemente), cabe la posibilidad de que alguna bacteria “sobreviva” y vuelva a instalarse “sana y salva” en nuestros poros… lo cual, como es lógico, no ofrece tantas garantías de higiene.
Para realizar bien esta operación, aplicaremos los mismos movimientos que al utilizar el desmaquillante, pero imprimiéndoles un leve sentido de arrastre. De esta forma el rostro queda completamente limpio y desengrasado, preparado para la recepción del tónico, de lo que hablaremos en su momento.
Las cremas limpiadoras se diferencian básicamente de las leches en que son más densas y contienen mayor cantidad de sustancias grasas. Resultan muy eficaces para retirar maquillajes muy cubrientes, como por ejemplo los de camuflaje, teatro, cine, televisión o fotografía publicitaria. Debido a su espesor y viscosidad poseen mayor poder de arrastre que las leches, pero su capacidad de penetración es más limitada y algunas dejan un remanente excesivo de grasa sobre la epidermis, lo que puede dilatar ligeramente los poros y entorpecer las funciones normales de respiración, secreción y absorción cutánea.
Desde luego no todas las cremas limpiadoras tienen estos inconvenientes, que en realidad sólo son imputables a las que están hechas para retirar maquillajes de los llamados “de profesional”. Existen otras que, por el contrario, contienen ingredientes muy suaves, de tipo emoliente, y adecuados para la limpieza de pieles extrasecas y sensibles.

Etiquetas: , , , , ,