Luz solar Archive

Protección solar


La protección solar es indispensable a la hora de exponer la piel al sol, especialmente en verano. Pero la protección más completa y eficaz no termina cuando el sol cae, sino que continúa luego de la playa, la pileta o deporte al aire libre, cuando nuestra piel necesita regenerarse y reponer nutrientes y agua. Hay Geles Post Solar, una fórmula que combina componentes nutritivos e hidratantes más necesarios para recuperar la piel y además, acentuar y prolongar el bronceado. Y teniendo en cuenta las diferentes necesidades de cada tipo de piel, creó dos presentaciones, una para pieles normales y resistentes y otra, enriquecida con Aloe Vera, para las pieles más sensibles. De esta forma, los productos para el sol acompaña y protege la piel en todo momento, antes, durante y después de la exposición al sol.
Todos los protectores Solares contienen una delicada combinación de emolientes refrescantes en un gel hidro-disper-sable, que asegura una óptima penetración hidratante y sin sensación de grasitud. Restablecen la humedad y elasticidad que la piel pierde durante la exposición al sol, dejando la piel fresca, suave y humectada.

Etiquetas: ,

La luz solar


La luz del sol se compone de una variedad de energías que son transmitidas a la tierra en forma de ondas electromagnéticas y solo un 1% del total del espectro electromagnético puede ser percibido por el ojo humano. En los seres humanos la luz tiene influencia en diferentes funciones fisiológicas, entre ellas la fertilidad y los cambios de humor. Estos datos han sido comprobados en países como Finlandia y Noruega, que tienen largos inviernos con meses sin luz. Estudios publicados, demuestran la relación directa entre la disminuida exposición al sol y la elevada incidencia de irritabilidad, depresión, fatiga, insomnio y suicidio.
La luz entra a los ojos no solo para estimular la visión, sino para estimular nuestro reloj biológico en el hipotálamo. El hipotálamo controla el sistema nervioso y el sistema endocrino (hormonas) que en conjunto controlan la mayoría de las funciones reguladoras del organismo.
El uso de los colores como terapia es en la actualidad aceptado por la profesión medica . Un ejemplo es la utilización de la luz azul (450 manómetros) utilizada en los hospitales desde 1950, para tratar la hiperbilirrubine-mia o ictericia del recién nacido (niños con la piel amarilla). La luz ayuda al cuerpo a eliminar el exceso de bilirru-bina. Si esta condición no es tratada, puede causar daño cerebral y hasta la muerte.

Etiquetas: ,