Levantar gluteos Archive

¿como se hace el lifting de gluteos?


¿Como se hace?
Lo que permite este milagro es un instrumental especialmente disenado: una
aguja larga, recta y elastica y unas fibres quirurgicas de marcada elasticidad. Las fibras fueron desarrolladas en Bulgaria y estan compuestas por seda de poliamida antimicrobiana. Su estu-penda flexibilidad es lo que le da al ci-rujano la posibilidad de recuperar la forma.
Primero se marca la zona y luego se realizan tres microincisiones -de solo 2 mihmetros, por lo que no quedan cicatrices- en cada gluteo. Una en la ca-ra lateral, otra a la misma altura pero dos o tres centfmetros mas arriba y afuera con respecto al recto y la terce-ra en el polo superior del gluteo, justo donde comienza la raya de la cola. Con ayuda de la aguja, se pasa el tensor desde la incision lateral a la segun-da siguiendo el pliegue intergluteo y trazando una forma redondeada y con-vexa. Desde alii se continiia hasta el punto mas alto desde el cual se baja, no en lfnea recta sino redondeada hasta la primer incision con lo que se cierra el cfrculo. Sera entonces cuando se ajus-tara la sutura procurando la buena forma y el reacomodamiento. El resultado es visible ya en el quirofa-no. El tensor levanta y sostiene todo el tejido muscular.
Es importante resaltar que se trabaja a nivel subcutaneo profundo por lo que no se toca el musculo y se conserva to-da la estructura. En una hora usted es-tara como nueva. Lo linico que necesi-tara sera un vendaje solo las primeras 72 horas. Los especialistas recomien-dan hacer un leve reposo durante este periodo de tiempo, fundamentalmente para evitar dolores.

Etiquetas: , ,

Lifting gluteos


La revolución!
Hasta hace apenas doce meses, las uni-cas soluciones para las mujeres que llegaban desesperadas al consultorio denunciando “se me esta cayendo la cola, que hago?”, eran basicamente dos: la lipoaspiracion, en caso de que se tuviera que quitar tejido graso y piel; y el implante de protests de silico-nas para los casos en los que no se con-tara con tejido adiposo suficiente. Los mismos especialistas reconocen que ninguna de estas tecnicas terminaba de resolver la caida. Se lograba proyectar mejor las curvas pero no resolvia el problema de rafz.
Luego de investigar bastante, Salud Vital hallo que ya existe un metodo que actiia de manera mucho mas radical. Sin anestesia general, ni interna-cion, ni cicatrices, ni protesis, ni dolo-rosos y largos postoperatorios. A partir del desarrollo cientffico del Doctor Nikolay Serdev, presidente de la Bulgarian Society of Aesthetic Surgery and Aesthetic Medicine, hoy existe lo que hasta ayer parecfa imposible: el lifting gluteo con tensores naturales. Se trata de una simple intervention con anestesia local que, en solo un abrir y cerrar los ojos, acomoda las cosas y las deja justo en su lugar. Es exactamente asf: en solo 15 minutos de operation por’ cada gluteo, sin dias de internacion o atencion de enfermeria y solo 48 horas de postoperatorio; se logra un resultado increfble. El antes y el despues es inmediato. Pasara de tener una cola chata y descendida a otra con prominentia donde se recupera la forma y las proporcio-nes. Imagine el almohadon del sofa que tiene en el living. Despues de haber re-cibido visitas seguramente esta muy achatado. No es que ya no sirva sino que pide a gritos que le demos una ma-no. Por eso le pegara unas palmadas para llevar el relleno otra vez hacia el centra y volvera a verse mullido como antes. El metodo que hoy presentamos es parecido. Se trata de reacomodar el “relleno” de los gliiteos y levantarlo me-diante una sutura que sigue nuestra forma natural y refuerza la estructura. Sera acomodar, sostener, tensar y listo. A diferencia de las protesis, en este ca-so se trabaja reforzando las posibilida-des de la misma anatomfa. La sutura con la que se realiza el procedimiento es totalmente natural por lo que no pe-senta ningiin tipo de rechazo en el or-ganismo. No se agrega ni se saca, sim-plemente se refuerza, acomoda y ajus-ta lo que ya existe.
La base esta
Con este metodo se logra un efecto de levantamiento tomando el tejido fibro-so profundo ubicado en la parte inferior y fijandolo hacia arriba en la capa de tejido conectiva del gluteo mayor. En el espesor del tejido graso profundo del gluteo, tenemos una estructura que se denomina “ligamento fibroso sus-pensorio”. Este depende de la cobertu-ra de los miisculos lumbares y gliiteos y el ligamento isquiocutaneo (pliegue infragluteo). Su funcion es sostener al musculo. Pero, cuando por el paso del tiempo, la genetica o el sobrepeso, co-mienza a fallar, la estructura ira ce-diendo en turgencia. Con este metodo, lo que haremos es re-forzar la funcion que aquel ligamento no esta cumpliendo. Mediante unos tensores naturales, se consigue que los gliiteos queden en una position mas al-ta y con una forma mucho mas redon-deada y atractiva.
A su vez, esto hara que visualmente las piernas aparezcan mas elongadas y se modifiquen las proporciones entre las mitades inferior y superior del cuerpo

Etiquetas: , ,

Ejercicio para gluteos


No toda gimnasia es buena
Las dos regiones más atractivas y distintivas del cuerpo femenino, el busto y los glúteos, son susceptibles a la ptosis o caída. Tenemos que tener en cuenta que se trata de dos zonas péndulas. Por eso, debemos poner especial atención en el tipo de actividad física que realicemos. Sobre todo cuando cada vez hay mayor oferta de clases de alto impacto que terminan siendo contraproducentes a la hora de sostener la estructura. Es probable que creamos que estamos haciendo lo mejor para mantenernos en forma pero, en verdad, a pesar de los muchos beneficios que, desde ya, otorga la actividad física, estaremos favoreciendo la flaccidez. Lo que sucede es que los saltos, las corridas y los rebotes generan un efecto de continuo balanceo del pecho y las nalgas. En definitiva, es peor el remedio que la enfermedad.

Etiquetas: , ,

Gluteos


Radiografía de la cola
Nada mejor que conocernos por dentro para poder entender qué nos pasa e intentar resolverlo. A diferencia de las mamas -donde también hay tejido glandular- los glúteos están conformados básicamente por tejidos grasos y musculares. Los músculos de la región glútea están dispuestos en tres planos: un plano profundo, uno medio y uno superficial. El plano profundo es el que está inmediatamente aplicado sobre las caras anterior y posterior de la articulación coxofemoral que articula el fémur con el coxal o ilíaco. Está formado a su vez por siete músculos: el glúteo menor -que coadyuva la acción del músculo glúteo medio, estabilizando la cadera, girando y llevando el muslo hacia afuera-, el piramidal, el gemino superior, el obturador interno, el gemino inferior, el obturador externo y el cuadrado crural. El plano medio es el que se dispone por encima del profundo y está constituido por un solo músculo, el glúteo medio. Este es el principal estabilizador de la cadera, fundamental para mantenerla en equilibrio durante la marcha o la carrera. Además gira y lleva hacia afuera el muslo. Por último, está el plano superficial ubicado debajo de la aponeurosis y la piel, compuesto por el glúteo mayor y el tensor de la fascia lata. El glúteo mayor es el más superficial y voluminoso de los tres y es el que da forma a las nalgas. Nos permite extender la pierna no sólo a nivel de la cadera sino también girarla hacia fuera y se pone en acción sobre todo durante la carrera y el salto. El tensor de la fascia lata lleva el muslo hacia fuera. ¿Por qué toda esta explicación anatómica? Ya lo verá. Todo tiene que ver con todo.
En la mayor parte de las mujeres que están por encima de los 28-30 años, la mala alimentación, el sedentarismo y hasta la genética, comienzan a hacer notar sus efectos. En estos casos, la flaccidez y la adiposidad no permiten sospechar que, en el fondo, todavía hay músculos e incluso puede haber formas El aspecto del glúteo se va modificando con la edad debido al aumento de peso y la pérdida de la elasticidad de las estructuras de sostén. Además del volumen graso y la tonicidad de los músculos, influye mucho la calidad de la piel que nos recubre. Esta también va perdiendo elasticidad.

Etiquetas: , ,

Levantar gluteos


El tiempo pasa, como cantaba Pablo Milanés. Y no sólo nos vamos poniendo viejos, como en la canción, sino que la lucha contra otro enemigo inexorable -la gravedad- se hace cada vez más desigual. “Todo cae por su propio peso”, decían nuestras abuelas, y nuestra parte de allá atrás, no es la excepción. Mientras tanto, en los kioscos explotan las tapas de las revistas con las modelos más infartantes del verano, que no tienen complejo alguno. Al menos no con sus glúteos: perfectos, lisos, turgentes. Y él, que no quiere ponernos mal pero que es humano, no puede evitar el desvío de la mirada que, sí o sí, recorrerá cada una de las cincuenta tapas colgadas en menos de diez segundos. La cola es un arma de seducción indiscutible. Una reciente encuesta callejera realizada por el canal de televisión E entertainment arrojó un resultado que todos conocíamos de antemano. Se le preguntó a varios hombres cuál era la parte de la anatomía femenina que más miraban. Las preferencias fueron repartidas: un 40 por ciento se inclinó -nunca mejor usada esta palabra- por el busto; mientras que un porcentaje exactamente igual aseguró que lo que más miraba de una mujer era la cola (el diez por ciento restante se repartió entre los ojos, las piernas, etc). Convengamos que el tema glúteos, excede el límite de la estética. El paso del tiempo, los malos hábitos, la genética y vaya a saber cuántas otras cosas más, conspiran en nuestra contra. Y, de repente, nos enfrentamos ante la realidad: los pantalones no nos quedan como antes y usar una pollera se convierte en un debate familiar que, sea cual fuere el resultado, jamás nos conforma. En general, hay tres espantosas pesadillas para nuestro orgullo femenino: que la cola tenga exceso de adiposidad localizada, que se haya caído o que esté habitada por esa especie de gelatina y odiosos pocitos que ya no se pueden disimular. Si los tres factores se combinan… ¡bingo! Para entonces, debemos olvidarnos de un pantalón ajustado y mucho más si es blanco! Podemos meter la panza para adentro pero será imposible disimular los excesos, levantar la estantería trasera o alisar las imperfecciones. Ni qué hablar a la hora de ir a la playa… definitivamente, no nos separaremos del pareo ni para ir al agua.
Paciencia. Por primera vez aparece una lucecita al final del túnel. ¿Levantar la cola sin hacer gimnasia? ¿Y por qué no?
Radiografía de la cola
Nada mejor que conocernos por dentro para poder entender qué nos pasa e intentar resolverlo. A diferencia de las mamas -donde también hay tejido glandular- los glúteos están conformados básicamente por tejidos grasos y musculares. Los músculos de la región glútea están dispuestos en tres planos: un plano profundo, uno medio y uno superficial. El plano profundo es el que está inmediatamente aplicado sobre las caras anterior y posterior de la articulación coxofemoral que articula el fémur con el coxal o ilíaco. Está formado a su vez por siete músculos: el glúteo menor -que coadyuva la acción del músculo glúteo medio, estabilizando la cadera, girando y llevando el muslo hacia afuera-, el piramidal, el gemino superior, el obturador interno, el gemino inferior, el obturador externo y el cuadrado crural. El plano medio es el que se dispone por encima del profundo y está constituido por un solo músculo, el glúteo medio. Este es el principal estabilizador de la cadera, fundamental para mantenerla en equilibrio durante la marcha o la carrera. Además gira y lleva hacia afuera el muslo. Por último, está el plano superficial ubicado debajo de la aponeurosis y la piel, compuesto por el glúteo mayor y el tensor de la fascia lata. El glúteo mayor es el más superficial y voluminoso de los tres y es el que da forma a las nalgas. Nos permite extender la pierna no sólo a nivel de la cadera sino también girarla hacia fuera y se pone en acción sobre todo durante la carrera y el salto. El tensor de la fascia lata lleva el muslo hacia fuera. ¿Por qué toda esta explicación anatómica? Ya lo verá. Todo tiene que ver con todo.
En la mayor parte de las mujeres que están por encima de los 28-30 años, la mala alimentación, el sedentarismo y hasta la genética, comienzan a hacer notar sus efectos. En estos casos, la flaccidez y la adiposidad no permiten sospechar que, en el fondo, todavía hay músculos e incluso puede haber formas El aspecto del glúteo se va modificando con la edad debido al aumento de peso y la pérdida de la elasticidad de las estructuras de sostén. Además del volumen graso y la tonicidad de los músculos, influye mucho la calidad de la piel que nos recubre. Esta también va perdiendo elasticidad.

Etiquetas: ,