La anorexia y la bulimia Archive

Recuperarte de un desorden alimentario


No esperes recuperarte de un desorden alimentario tú sola; muchas personas pueden ayudarte, entre ellas otras que han pasado por lo mismo que tú y lo han superado. Seguro que en tu provincia o comunidad existe un grupo de apoyo contra la anorexia y la bulimia, preparado para ayudarte.
Infórmate al respecto.
Procura recordar que aunque tú creas que controlas la situación, de hecho es tu enfermedad la que ha asumido el mando, y has de aceptar ayuda y tomar el timón de tu recuperación.
Existen muchos libros que podrían ayudarte, muchos de ellos escritos por sus mismas protagonistas, víctimas muchas veces de anorexia y bulimia nerviosa. Estos libros, dirigidos sobre todo a personas mayores de 13 años, resultan interesantes para amigos y familiares, así como para las personas que sufren algún desorden alimentario.
• Evita las dietas rápidas de todo tipo a no ser que o dezcan a un motivo especial y terapéutico, como el tra tamiento del síndrome de colon irritable. Siempr deben seguirse con supervisión médica.
• Huye de las teorías de alimentos de moda que no inclu yan todos los grupos de alimentos, ya se encuentren ei revistas o en literatura de «salud natural» o provengan del consejo de alguien. Rechaza de modo especial las dietas centradas en un solo tipo de alimentos, como las de fruta y verdura, o sólo queso, o sólo daiquiris de plátano.
• Recuerda que las dietas rápidas para adelgazar no tienen éxito: siempre se recupera el peso. Es necesaria una modificación de los hábitos alimentarios a largo plazo, a fin de que el cambio sea gradual.
• Gomo regla general, no pienses siquiera en ayunar
• Todo programa para perder peso debe incluir la prá tica de ejercicio moderado.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

La anorexia y la bulimia nerviosas requieren ayuda psicológica


La anorexia y la bulimia nerviosas requieren ayuda psicológica específica o terapia por parte de un especialista para ayudar a la persona que las sufre a cambiar la perspectiva que tiene de sí misma y su relación con la comida. Podría requerirse terapia familiar, ayuda psicológica individual o bien de grupo. La terapia con fármacos se emplea muy ocasionalmente para la depresión severa. La hospitalización puede ser necesaria en casos en los que la falta de peso suponga un riesgo grave. En el caso de sufrir un desorden ya avanzado, el tratamiento puede ser muy complejo y prolongado. Lo mejor, en cualquier caso, es empezar abordando el problema nada más percibirlo.
Los médicos de cabecera y los psiquiatras generales deben derivar a sus pacientes a un especialista en desórdenes alimentarios. También pueden derivarlos a un dietista para que éste les explique lo que es una dieta equilibrada y la importancia que tienen los grupos de alimentos. En ocasiones habrá que recurrir a una dieta especial para compensar deficiencias de nutrientes concretos.

Etiquetas: , , , , , , , , ,