HIGIENE PERSONAL Archive

Cepillo de dientes Jordán MultiAction


Un buen cepillo para una boca sana:
Jordán MultiAction es un nuevo cepillo de dientes que proporciona una completa higiene bucal gracias a su punta activa de cerdas más largas y firmes, que alcanzan las zonas más difíciles de la boca. Sus cerdas interiores duras eliminan la placa y limpian eficazmente la superficie de los dientes, mientras que las exteriores, más suaves, cuidan las encías, dándoles un suave masaje. Su mango anatómico y antideslizante permite adaptarlo de forma fácil a la mano para un perfecto control del cepillado. Se venden cepillos suaves, duros y medios, en cinco colores distintos

Etiquetas:

HIGIENE PERSONAL PARA UNA BUENA BELLEZA CORPORAL


HIGIENE PERSONAL
La higiene personal está justificada desde tantos puntos de vista que intentar mencionarlos sería necio. La conservación de la estética es simplemente uno de ellos.
Si no hemos empezado por hablar de lá higiene es porque, en la mujer especialmente, une a las prácticas profilácticas el uso de una abundante cosmética. Así, la higiene femenina reúne en feliz conjunción lo imprescindible a la naturaleza fisiológica y lo necesario a la belleza convencional, o sea, la aplicación personal de los recursos de la cosmética. Veamos cómo.
Dejando a un lado las particularidades de cabeza y rostro, ya tratadas anteriormente, todo nuestro cuerpo, centímetro a centímetro, requiere unas atenciones cotidianas de higiene y de estética que aquí vamos a tratar conjuntamente, ya que están íntimamente correlacionadas. Conviene hacerlo así por consideraciones de sencillez y ahorro de tiempo. Tras la jornada y antes de entregarse al descanso, el baño de agua a temperatura no superior a la del cuerpo —o sólo ligeramente superior— une a los aspectos de limpieza, efectos relajantes muy apreciables. Al agua pueden añadirse sales perfumadas que aumenten la sensación confortable. Para la limpieza, la elección tradicional está entre jabones y geles. Unos y otros tienen una acción desecante nociva para la piel, y que se aprecia desde el momento que se produce el secado —tirantez—. Este efecto puede compensarse aplicando una leche hidratante inmediatamente después de habernos pasado la toalla, nunca crema, porque la sensación de quedar pringosa anularía la acción sedante. Sin embargo la mejor solución consiste en sustituir el jabón o gel por una crema especial para baño, que se aplica a todo el cuerpo antes de meterse en el agua. Con ella se consigue aumentar los efectos detergentes, hidratantes y relajantes, quedando la piel admirablemente suave.
Al tiempo que se toma el baño, puede friccionarse la epidermis con ayuda de una manopla vegetal, a fin de favorecer la limpieza profunda de la piel y estimular el riego sanguíneo. También, y durante el tiempo de inmersión, cabe pasar la piedra pómez por las uñas y durezas o callosidades.

Etiquetas: , , , , , , , ,