Hacer licores caseros Archive

Licor de fresas


LICOR TONIFICANTE DE FRESAS.
Este licor es un buen relajante y tonificante.
INGREDIENTES:
• 11 de orujo
• 1/2 kg de fresas
• agua
• ralladura de limón y de naranja
• azúcar
PREPARACIÓN:
1. Lavar bien las fresas y ponerlas a macerar en el orujo junto con la ralladura de limón y de naranja durante 15 días en un lugar alejado de la luz.
2. Preparar un almíbar con agua y azúcar para mezclarlo con el macerado. Cuando el almíbar esté a punto de hebra verterlo en un recipiente con tapa.
3. Colar también el macerado en el mismo recipiente y agitar para que se mezcle bien. H. Dejar reposar una semana antes de consumir.
USO:
Para beneficiarse de los efectos de este licor tonificante, se recomienda tomar un chupito al día, preferiblemente después de las comidas.

Etiquetas: ,

Licor de menta casero


Licor de menta:
Además de delicioso, este licor es apropiado para casos de fatiga, para favorecer las digestiones pesadas y como relajante.
INGREDIENTES:
• 11 de aguardiente
• 11 de agua
• 60 hojas de menta
• semillas de anís
• 1 kg de azúcar
PREPARACIÓN:
1. Coloca en un recipiente el aguardiente, las hojas de menta y las semillas de anís.
2. Tapa y deja reposar durante diez días.
3. Transcurrido ese tiempo, prepara un jarabe con azúcar y agua. Para ello pon los dos ingredientes en un recipiente y deja cocer a fuego lento durante unos minutos.
H. Una vez frío, mézclalo con el aguardiente, la menta y el anís.
5. Agita bien y deja reposar unas 6 horas.
6. Finalmente, fíltralo con cuidado.
USO:
El licor resultante es bajo en alcohol (alrededor de un 20% o menos), por lo que se puede tomar un chupito después de las comidas.

Etiquetas: ,

Historia de los licores


La destilación del alcohol era una práctica relativamente poco conocida hasta fines del siglo xvi. Es probable que fuesen los alquimistas árabes, en el siglo x, los descubridores de los secretos de la destilación del alcohol. De hecho, el término “alam-bic” o “alambique” es el compuesto de dos términos árabes.
La obtención de destilados alcohólicos se aplicó primero en la medicina y más tarde en la preparación de ciertos licores a los que se atribuían propiedades y virtudes que los convertían en remedios a todos los males. Este preparado era en realidad alcohol azucarado que se le perfumaba con la esencia de alguna planta aromática. Sin embargo, fue el origen de los más variados licores y bebidas.
Los primeros destilados se conocieron con el nombre de “aguavite” o sea, aguardiente. Hasta hace aproximadamente un siglo, el alcohol sólo se extraía del vino o del orujo, y en algunos países también de la cebada. La creciente demanda y la diversidad de usos, obligó a buscar esta sustancia en los más variados productos vegetales y hoy muchas de estas bebidas se elaboran también a partir de cereales y de caña o melaza de azúcar.

Etiquetas: ,