Cocina Archive

Tarta de vigilia


Tarta de vigilia:

Ingredientes:
♦1 paquete de tapas para pascualina light
♦4 tomates pelados y picados
♦250 g de cebolla cortada en fina Juliana
♦ 1 ají cortado en fina Juliana
♦2 latas de caballa al natural
♦1 lata de atún al natural (ó 1 kilo de pescado cocido y desmenuzado)
♦2 huevos duros
♦ 1 cda. de pimentón, orégano, laurel, ají molido
♦2 dientes de ajo
♦Perejil fresco picado
♦2 cdas. de leche descremada para pintar la masa

Preparación:
Rehogar la cebolla y el ají en una sartén precalentada y luego lubricada con muy poco aceite (1 cdita.). Reservar los huevos duros, la leche y el pimentón, agregar el resto de los ingredientes y condimentos. Disolver el pimentón en Vi vaso de agua fría y agregarlo a la cocción, que se hará a fuego medio hasta que se reduzcan los líquidos. Luego colocar en un bol en la heladera hasta que se enfríe. Forrar con la masa un molde para tarta, acomodar el relleno y esparcir sobre él los huevos duros picados. Tapar con la otra masa, humedecer los bordes y unirlos realizando un repulgo de empanada. Con un tenedor, realizar orificios para que salga el vapor. Colocar la leche en un vaso, agregarle un poco de pimentón, mezclar y pintar la superficie de la tarta. Cocinar en horno moderado hasta dorar la masa. Servir fría o caliente.

Etiquetas:

Ser una repostera


COMO CONVERTIRSE EN UNA PASTELERA PROFESIONAL
Si a usted le gusta hacer dulces y tortas y este año quiere convertirse en una pastelera profesional tenga en cuenta los siguientes consejos.

■ El primer obstáculo que deben sortear como microemprendedora está dentro de ustedes mismas. Es fundamental que se pregunten con total sinceridad si están en condiciones de concretar el proyecto e ir de a poco sin generar demasiadas expectativas. Las ideas geniales no valen mucho si se falla en el momento de materializarlas. Con los pies sobre la tierra encontrarán el punto de equilibrio entre las aspiraciones y la realidad.
■ En cuanto al lugar de elaboración, aunque todo depende del capital con que cuenten, lo ideal es comenzar en la cocina de su propia casa. Si es amplia y está equipada con buenas me sadas y mesitas auxiliares para tener todo a mano, no hace falta nada más. Si, en cambio, es de dimensiones reducidas, no se desanimen: con la ayuda de su familia y mucho sentido práctico podrá correr muebles en otras habitaciones de la casa para crear un lugar que se adapte a sus necesidades.
■ A la hora de pensar en difundir su pequeña empresita, si por timidez o falta de tiempo no pueden encararla personalmente, una solución es recurrir a un tío jubilado o a un chico conocido (pariente, hijo de amigos o vecino del barrio) que quiera ganarse unos pesos para que se encargue de repartir volantes. El texto debe ser breve y conciso y la distribución, puerta por puerta, en casas, negocios y quioscos.

Cocinar en el horno


Por qué es sano cocinar al horno
Al no requerir aceites ni grasas, con la cocción al horno se evita un aumento extra de calorías. Otro punto importante es la virtud de cocinar las verduras sin agua, lo que supone que éstas conserven más vitaminas y minerales.
Las altas temperaturas que se alcanzan en este tipo de cocción producen una rápida pérdida de humedad en el alimento, formándose una película que lo impermeabiliza y que permite conservar mejor los nutrientes que se concentran en el interior.
Al cocer los alimentos en sus propios jugos se potencian enormemente los sabores. Esto permite reducir la cantidad de sal, con el consiguiente beneficio para la salud.
Y al tratarse de una forma de cocción seca y que emplea altas temperaturas, posee un efecto de naturaleza contractiva (yang) sobre los alimentos, lo que mejora la respuesta inmunitaria del organismo frente al frío y activa la circulación periférica y el metabolismo.

Recetas en el horno


Recetas en el horno

Cuando reinan el frío y la humedad, nuestro organismo tiene mayor necesidad de alimentos calientes y especialmente nutritivos. Nos pide platos que ayuden a vencer los rigores del invierno y que compensen las condiciones del medio exterior. Después de una dura jornada invernal no hay nada mejor para reconfortar el espíritu y templar el cuerpo que encontrar el hogar caliente y un humeante plato recién salido del horno en la mesa, así que ya saben, si aun no lo tienen es el momento de comprar un horno decente y ponerse a cocinar. Cuando preparamos una de estas recetas, sus intensas fragancias nos dan la bienvenida en la casa y nuestro paladar se impacienta anticipándose al festín. Y es que esta forma de cocinar potencia los sabores de los alimentos e intensifica los aromas como ninguna otra, estimulando rápidamente el apetito.
№  Las verduras más jugosas resultan muy adecuadas para cocinar al horno, aunque prácticamente cual-
quier ingrediente es apto para ser asado: frutas, hortalizas, cereales… Con este método podemos hacer platos muy diversos, desde rellenos, papillotes o tartas, hasta aromáticos gratinados y toda clase de repostería. También es ideal para elaborar preparados de un alto valor nutritivo. Las ventajas de cocinar al horno son numerosas. Es cómodo, ya que no engrasa la cocina, y una vez introducido el preparado podemos despreocuparnos, siempre y cuando controlemos los tiempos de cocción y dispongamos de un reloj avisador.

Etiquetas: ,