Chocolate Archive

Pros y contras del chocolate


No todas las cosas son tan buenas como parece. Como en muchos nutrientes, siempre hay que tomar en cuenta las contraindicaciones. El chocolate está especialmente contraindicado en casos de acné. Esta frase, que parece una sentencia en sí misma, merece una contradicción extra: no todo el chocolate está contraindicado en el acné. O para decirlo mejor: el chocolate de excelente calidad no causa acné. El problema, cuando hablamos de chocolate, es que normalmente se consume un producto comercial que contiene poco cacao y bastante grasa, por eso produce un cutis grasoso. Si usted consume con moderación un chocolate puro, sin aditivos, dudosamente le aparezcan granitos en la cara. Obviamente este alimento también está contraindicado en personas que sufren problemas hepáticos o de vesícula ya que perjudica su capacidad de excitar la contracción de la vesícula biliar- No es aconsejable en personas con antecedentes de infarto y tampoco en quienes nunca lo sufrieron pero presentan factores de riesgo, como colesterol alto, tabaquismo o hipertensión. También puede impulsar reacciones alérgicas y herpes. En síntesis, como se ha visto, son bastante más las cosas a favor que las que el chocolate tiene en contra. Si respeta la iniciativa de no abusar, ¿por qué no darse el gusto de vez en cuando?

Etiquetas: , ,

Productos de chocolate


Es debido a su alto contenido de antioxidantes que los usos del chocolate ya no se limitan a la cocina. Hoy, el mercado que lo adopta es el cosmético, con tratamientos a base de este tesoro negro. Bálsamos corporales de cacao, cremas de chocolate o jabones de chocolate blanco ya están siendo comercializados por las firmas de cosméticos más innovadoras. Los antioxidantes, capaces de combatir los radicales libres y, por tanto, combatir la oxidación natural, son la nueva estrella. De toda la gama del cacao, el más rico en antioxidantes es el cacao en polvo, más que el chocolate negro o el chocolate con leche.

Etiquetas: , ,

Chocolate diet


Quienes sean diabéticos deberán pensar en los chocolates especiales con edulcorante (también conocidos como diet), porque los comunes tienen hidratos de carbono (azúcar) en una cantidad que podría perjudicarlos. Los chocolates dietéticos fueron creados para la gente diabética ya que contienen menos azúcar y más proteínas, pero ¡atención! poseen la misma cantidad de calorías y de grasa que el chocolate común.

Etiquetas: , ,

¿Qué tiene el chocolate?


Además de calorías y disparadores de placer, el cacao es rico en grasas (aunque al ser un producto vegetal, no aumenta el nivel de colesterol en la sangre), hidratos de carbono, hierro y proteínas, nutrientes que aportan energía al organismo. También posee cierta cantidad de elementos minerales, como potasio, fósforo y magnesio. Si el chocolate contiene leche, el aporte de calcio se incrementa notablemente (aunque también el colesterol). El cacao contiene además tiamina y ácido fólico, reguladores del organismo. Entre las diferentes variantes de chocolates, el que tiene menor cantidad de grasa es el chocolate amargo. El que más tiene, es el chocolate blanco. Hasta no hace mucho, este alimento era tomado en cuenta por los especialistas en nutrición, simplemente por su aporte energético. Obviamente, en función de esas propiedades, era recomendado en planes de nutrición que necesitaran de cierto aporte calórico, o en el entrenamiento de deportistas forzados a ganar peso.
Todo cambió cuando las investigaciones se detuvieron en ciertos compuestos del chocolate que ni siquiera se sabía que estaban ahí, como los polifeno-les y los flavonoides. Los primeros también se encuentran en otros alimentos, como el vino tinto. Y así como hoy es común que un médico cardiólogo recomiende beber un vaso de este vino,una vez al día, la misma recomendación podría extenderse al cacao, siempre en bajas dosis. ¿Motivos? Los po-lifenoles funcionan como antitrombóticos, es decir, mantienen la sangre menos espesa evitando la formación de coágulos. No sólo eso: barren los depósitos de grasa en las arterias, retrasando la aparición de arterioesclerosis. Los flavonoides fueron la “vedette” de los médicos especialistas en longevidad hace unos cinco años. Se los descubrió inicialmente en algunos vegetales. El hecho que se llegara a la conclusión en laboratorio de que podían funcionar como antioxidantes (en lenguaje común y corriente significa que retrasan el envejecimiento), llevó a que inmediatamente se difundiera la noticia de que el consumo de ciertas frutas y verduras podía funcionar como fuente de juventud.

Etiquetas: , ,

Chocolate terapia


“Estoy triste, necesito algo dulce”. No es la campaña de publicidad de un fabricante de azúcar. Es la frase más co-
mún de quienes sufren un repentino ataque de angustia y no saben cómo solucionarlo. Ocurre que los cambios negativos en el ánimo le piden al cuerpo una inyección de energía y algunos hidratos de carbono proveen esa vitalidad extra. Por algo el chocolate es un alimento típico en países de climas fríos, donde la depresión es un estado de ánimo más común que por estas latitudes. En el caso del cacao, la cosa no pasa sólo por la enorme cantidad de energía que le inyecta a nuestro cuerpo, sino más bien porque este alimento “empuja” a nuestro organismo a segregar endorfinas, las hormonas del placer y dispara la producción de feni-letilamina, una sustancia del cerebro, altamente ligada al placer y a la satisfacción sexual. Aún a pesar de su gran cantidad de calorías (o precisamente por eso), nadie podrá negarle al chocolate una gran sensación de saciedad. Recordemos que un gramo de chocolate provee aproximadamente 6 calorías (lo cual significa que una barra grande, de 100 gramos, aporta 600 calorías, lo mismo que una hamburguesa doble). No es precisamente sano, pero una barra de chocolate le permitiría a un náufrago sobrevivir casi una semana. Es por eso que los alpinistas pueden llegar a olvidarse los lentes, pero jamás se olvidarán de llevar varias barras de chocolate.

Etiquetas: ,

¿El chocolate engorda?


Tal vez usted sea de esas personas que realmente no se preocupan por la balanza. O al revés: vive pendiente de su peso. ¿Importa acaso? La realidad es que, ya sea que pertenece a uno u otro grupo, dudosamente se niegue a una barra del alimento de los dioses… ¿hace falta aclarar que estamos hablando del chocolate? Pero antes de que se sienta liberado por haber leído el título de este artículo, pensando que tiene piedra libre para abalanzarse sobre una caja de bombones, más vale que recuerde un dato importante: el chocolate tiene varias propiedades saludables, pero -aún en la versión diet- sigue siendo un alimento con muchas calorías. Por lo tanto, fieles a la filosofía de esta revista, pode-
mos aconsejarle su uso, no su abuso. Después de todo, el vino tinto también es saludable, pero ningún médico en su sano juicio le aconsejaría que se tome toda una botella… Antes de empezar con datos técnicos, composiciones químicas y otros detalles, anótese esta cantidad: una barra por día (aproximadamente 50 gramos). Eso es todo el chocolate que necesita para aprovechar al máximo sus propiedades. Todo lo que exceda ese límite le hará más mal que bien, sobre todo si usted está algo excedido de peso.

Etiquetas: ,