Buen aliento Archive

Eliminar el mal aliento


Eliminar el mal aliento, es más importante un aliento fresco que el uso sistemático de colonias. Nadie se acerca con agrado a una boca maloliente, por muy bella que sea su poseedora.

Etiquetas: , , , ,

Combatir el mal aliento


Combatir el mal aliento, suponemos que si Rostand viviera en esta época se desencantaría pronto del aliento de su amada, tras la pequeña peste del olor a tabaco con que envolvería sus palabras. Toda mujer que fume debe tener sus trucos que contrarresten el desagradable y poco femenino olor a tabaco que desprende su boca. Puede masticar perejil, un trocito de cascara de limón o naranja, un grano de café o el pétalo de una flor perfumada.

Etiquetas: , , ,

Remedios para el mal aliento


Remedios para el mal aliento:
Pasar una rodaja de limón sobre las encías reblandecidas y frotar. El limón y el agua salada son bactericidas. No tomar demasiados caramelos ni bombones. Cepillar con cuidado la lengua siempre que se laven los dientes.
Un cepillado de los dientes después de cada comida. Cambiar el cepillo cada tres meses, por lo menos. Si no se toma esta precaución, las púas desgastadas e irregulares pueden dar lugar a unas encías sangrantes.

Etiquetas: , , ,

Remedios mal aliento


Remedios mal aliento.
Como remedio provisional se puede subsanar o disimular este estado o manifestación regulando el aliento con cuidados como: Aplicaciones de productos en spray para la boca, de venta en farmacias. Masticar chicle de clorofila o menta. Aclarar la boca con agua a la que se ha adicionado una loción dentífrica refrescante. Se pueden hacer incluso gárgaras con la loción, para refrescar en profundidad.

Etiquetas: , , ,

Mal aliento


El aliento es algo muy delicado, que hay que cuidar con gran esmero, porque puede resultar un arma invisible que aleje de nosotros incluso a seres queridos. Tanto es así que, en algunos países, el mal aliento, junto a otros desagradables olores corporales, puede ser causa de divorcio. Y, en cierto aspecto, se comprende.
El cuidado de la boca resulta básico para el mantenimiento del aliento. Las encías sangrantes, reblandecidas, las caries más o menos profundas donde los residuos de comida permanecen durante horas, las bolsas de pus ignoradas, etc., son males que hay que atacar, por nuestra propia estimación y buena presencia.

Etiquetas: , , ,

Buen aliento


El aliento.
Algunos poetas nos hablaron del agradable aliento de su dulce amada y, en su euforia amorosa, lo compararon con diamantes y rubíes. Tal fue el caso de Rostand, en Cyrano de Bergerac.
Quizás aquella mujer enamorada fue lo suficientemente astuta como para atraerlo masticando algo que refrescara su cavidad bucal. No nos cabe duda. Un aliento todo lo más que puede proporcionar es no oler mal. Otra cosa es el hálito de vida, que debe ser sinónimo del respirar, del aliento vital, para el poeta.

Etiquetas: , , , ,