aparatos de estetica Archive

La cirugia estetica


Los signos más ostensibles de estos cambios fisiológicos en la cara son: 1.°) Aparición de arrugas frontales e interciliares, en líneas horizontales y verticales, que llegan a hacerse permanentes. 2.°) Relajación de la.piel del párpado superior, que llega a tocar y desbordar las pestañas. 3.°) Las arrugas radiales del ángulo externo ocular se hacen más visibles. 4.°) Descenso de la comisura externa palpebral y de la cola de la ceja. 5.°) Bolsas palpebrales notables y relajación de la piel del párpado inferior. 6.°) Profundidad del surco entre la nariz y la boca, con las mejillas. 7.°) Finas arrugas peribucales. 8.°) Ondulación de la línea mandibular. 9.°) Descenso de la comisura bucal y relajación general de la cara. 10) Arrugas y relajación del cuello.

Etiquetas: , , , , ,

Depilación facial


El rostro femenino, especialmente aquel que tiene la suerte de poseer un cutis normal, se halla cubierto de un vello sutil, que le presta el tan comentado —y envidiado por quien no lo posee— aspecto de “piel de melocotón”. Intentar suprimirlo o camuflarlo sería despojar a la mujer de un atributo de la naturaleza que contribuye a dulcificar los rasgos y a poner de manifiesto la perfección de una piel sana y bien cuidada.
Pero en ocasiones, sea por factores internos, sea por el uso de productos inadecuados (algunas cremas grasas de poca calidad, por ejemplo), de entre este “terciopelo” surgen pelitos más desarrollados, que rompen la armonía del conjunto. Puede suceder también que el vello se espese exageradamente, ya sea en general, ya sea en determinadas zonas. Corrientemente esta intensificación se localiza entre la nariz y el labio superior, en el mentón y en los laterales del rostro.
Cuando esto suceda, no hay que acomplejarse, pero es preciso ponerle remedio. Si la intensificación pilosa es muy ostensible, siempre es aconsejable una visita al médico, que con un sencillo tratamiento interno solucionará la anomalía (recordemos que anteriormente hablamos de ella —hipertricosis— al comentar algunos problemas cutáneos). Si estos pelitos inoportunos han surgido con una cierta discreción no será precisa la intervención médica, aunque, tanto en uno como en otro caso, han de ser eliminados, puesto que no solamente afean, sino que restan femineidad y… ¡suman años!
En ésta, como en otras ocasiones, hemos de dejar al criterio de la esteticista el método a seguir para la corrección del defecto. Ella determinará si nos conviene depilar la zona con cera caliente, por elec-trocoagulación (que es el sistema conocido como depilación eléctrica), por medio de pinzas si se trata de pelos aislados, o bien decolorando la zona, método éste del que hablaremos más adelante.
La depilación facial con cera caliente no debe asustar a nadie. La especialista conoce cómo debe practicarse para que resulte inofensiva, eficaz y nada dolorosa. Existen fundidores especialmente ideados para la supresión del vello del rostro. Van provistos de un dispositivo que regula la temperatura de la cera a fin de que la misma pueda actuar eficazmente, sin riesgo de quemaduras.
La depilación eléctrica es altamente eficaz, siempre que se realice por una mano muy experta. Si la zona a tratar es algo extensa, requerirá varias sesiones. Es laboriosa y, en ocasiones, ligeramente molesta para la paciente. Sin embargo, si la ejecución ha sido perfecta, los resultados son definitivos.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Servicios faciales complementarios


Mediante la lontoforesls se consigue una penetración profunda de los productos biológicos ionizables.

Otra de las facetas que caracterizan la eficaz labor de un completo centro de belleza es la utilización de lo que podríamos denominar servicios complementarios. Se trata de las atenciones “puente” entre el tratamiento básico para mantener el rostro en las mejores con diciones y el maquillaje. Éste debe valorar todo lo que de bello la naturaleza ha concedido a cada mujer, evidenciando al mismo tiempo el éxito obtenido con los cuidados recibidos para corregir las imperfecciones. Entre estos servicios podemos destacar la depilación y decoloración faciales, la tinción de pestañas y la depilación de cejas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Cathiodermie


Es un tratamiento de belleza que ha de ser realizado por una esteticista especializada. Se practica con un aparato que utiliza corrientes microgalvánicas. Consta de varias fases, entre las cuales se incluyen unos minutos de masaje manual. Este tratamiento contribuye a la realización de una limpieza profunda, capaz de eliminar las incrustaciones que obstruyen los canales excretores de la piel, liberando los tejidos de las impurezas que retardan sus funciones normales de hidratación, nutrición y renovación celular. Al mismo tiempo facilita la penetración profunda de las sustancias cosméticas apropiadas a cada caso individual, que tienen por objeto fijar el grado óptimo de estas funciones esenciales.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Aparatos para las Ventosas


La pulverización fría y a determinada presión actúa como estimulante y contribuye a mejorar la tonicidad de los tejidos.

Ventosas
Los aspiradores a ventosas pueden cumplir varias misiones en los tratamientos de belleza e higiene facial. También se emplean en estética corporal, como veremos más adelante. La función básica de estos aparatos es la succión. Van en la mayoría de los casos provistos de diversos accesorios de vidrio, que son las ventosas propiamente dichas. Sus efectos dependen del tamaño de las mismas y de la intensidad con que se regula la aspiración.
Se utilizan para ayudar a extraer, en las limpiezas de cutis,los puntos negros, empleando para ello las ventosas de boquilla más estrecha y con una intensidad de potencia más bien alta. Obsérvese, sin embargo, que decimos “ayudar”, no extraerlos del todo, puesto que, salvo en raras ocasiones, la completa eliminación de estos antiestéticos “gusanitos de grasa” sólo se logra mediante las hábiles manos de una profesional. Es ella quien, debidamente protegidas las manos por una gasa esterilizada, va vaciando los poros obturados de uno en uno. No obstante la utilización previa de la ventosa prepara la piel para que esta operación “de artesanía” pueda efectuarse con mayor rapidez y facilidad.
Si se acopla el accesorio apropiado para cada circunstancia, estos aparatos sirven también para el tratamiento de las arrugas, la disociación de nodulos adiposos, la regulación de los cutis asfícticos y los cuidados periódicos de las pieles excesivamente grasas.
Esta ha sido una visión esquematizada de los aparatos más empleados para los tratamientos faciales en los institutos de belleza. No hay duda de que existen más aparatos fabricados especialmente para secundar la labor de la esteticista. No sólo existen ya, sino que irán apareciendo más y más, a medida que se vayan desvelando incógnitas en esta incipiente ciencia (porque ya se la puede considerar como tal) que es el mantenimiento de la estética y armonía externa, tanto de la mujer como del varón.
Así mismo hemos de indicar que algunos de los aparatos de los que se hablará en el capítulo correspondiente a los cuidados corporales, poseen accesorios adecuados para aplicarlos en el rostrq que precise de sus efectos. Así sucede, por ejemplo, con los vibradores manuales y los aparatos de iontoforesis, cuyas características comentaremos en su momento.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Desincrustadores para el cuidado de la piel


Desincrustadores

Es gráfica la denominación de este aparato, cuyo nombre sugiere ya la finalidad de su misión: desembarazar la piel de los residuos grasos, células muertas e impurezas ambientales que habían quedado “incrustadas” en ella. Sin embargo sólo la especialista conoce las precauciones que deben emplearse para que sus efectos sean siempre positivos, sin secuelas molestas y, en ocasiones, agravantes de la misma inestesia que se trataba de corregir.
Funciona por medio de corriente galvánica, y el hisopo que st desliza por la región que se pretende liberar de sedimentaciones inoportunas, ejerce una labor de “arrastre”, merced a un proceso físico llamado saponificación. Este proceso, sin embargo, ha de ser inteligentemente controlado. De lo contrario se corre el peligro de “pasarse” y dejar a la capa córnea libre de residuos antiestéticos, pero desprovista de su protección natural, constituida, como sabemos, por la emulsión de las secreciones sebáceas y sudorales que, cuando está bien equilibrada, la defiende de las agresiones externas, tanto microbianas como ambientales (frío, calor, polución, etc.).
Este aparato conviene tan sólo a las pieles fuertes, grasas y sin erosiones, puesto que, teniendo en cuenta su acción más o menos agresiva, podría profundizarlas o extenderlas más. De todas formas, siempre que se emplee con prudencia y oportunidad, constituye una eficaz ayuda para el tratamiento de aquellos cutis que precisen una liberación profunda de las sedimentaciones que entorpecen su perfecta respiración y empañan su nitidez.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Lámpara de rayos infrarrojos


La estimulación profunda de la actividad celular medíante el llamado “masaje indirecto” es de gran interés para el tratamiento periódico de pieles flaccidas, desvitalizadas, asfícticas o extrasecas.

Lámpara de rayos infrarrojos

No debe confundirse la lámpara solar que, tal como acabamos de describir, combina la emisión de rayos infrarrojos con la de ultravioleta, con un simple foco de radiación infrarroja. Este aparato es muy estimable en estética, aunque en ocasiones se interpretan mal sus propiedades. Los rayos infrarrojos tienen acción calórica, pero por sí solos no llegan a broncear ni a desinfectar. Se emplean para provocar una mayor afluencia de sangre en la región expuesta a las radiaciones. La piel se colorea de rojo, se calienta y, por estas razones, absorbe mejor el producto que en aquel momento se le aplica.
Lógicamente existen tipos de cutis para los cuales no son oportunas estas radiaciones, como por ejemplo una piel con caparrosa, en la que el recalentamiento que proporciona recrudecería la anomalía circulatoria que la caracteriza. Otras pieles no lo precisan de manera especial o sólo les conviene en casos esporádicos. Pero tales matices, que se deben de tener en cuenta en este y en la mayoría de aparatos, son siempre de incumbencia profesional y escapan, por tanto, de la intención meramente informativa que rige esta obra.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Lámpara solar aparato de belleza


Este aparato puede constar de uno, dos y hasta cuatro focos, según sea la superficie que se pretenda abarcar en una sola exposición. Se trata de una lámpara que emite radiaciones infrarrojas y ultravioleta —en este caso sí que es apropiado el prefijo “ultra”— combinadas de forma parecida a la de los rayos solares, a los que en realidad imitan. De ahí que se le conozca comúnmente como el sol artificial.
Teniendo presentes una serie de precauciones que la esteticista conoce muy bien, y que varían para cada caso (lo cual es muy importante, por lo que, como ya hemos aconsejado en otras ocasiones, es preciso dejar al criterio de la profesional la combinación y duración de las sesiones), estas radiaciones proporcionan un bronceado muy estimable, y contribuyen a la desinfección y saneamiento de las pieles grasas y con tendencia al acné.
Sería pueril exigir efectos espectaculares tras una primera exposición, pueril y peligroso además. Recordemos para ello las quemaduras tan molestas que nos depara el primer día de playa en el que, por querer ponernos rápidamente morenas, hemos permanecido demasiado tiempo al sol. Y era sol “natural”, no “concentrado”, como el de la lámpara de cuarzo.
Doce o quince sesiones a días alternos, recibidas con la piel bien preparada, los ojos protegidos y plena confianza en quien las controla, podrán darnos ese tono dorado que nos hace “pisar seguras” la arena de la playa en nuestro primer día de vacaciones. También es un buen recurso para prolongar el tono tostado de nuestro cuerpo y rostro más allá de los días estivales. Pero, repetimos, siempre siguiendo las instrucciones de la esteticista, que por conocer la calidad de nuestro cutis sabrá cuántos minutos precisamos, a qué ritmo hay que irlos aumentando y cuándo es oportuno finalizar el ciclo de las sesiones.

Etiquetas: , , , , , , ,

Aparatos para la belleza y estética de la mujer


Generador de alta frecuencia provisto de distintos electrodos: “peine” para tratamientos del cuero cabelludo (1); rodillo de efectos sedantes (21; varilla para masaje indirecto (31; electrodo de curvado especia/ para tratamiento del cuello (41; electrodos en forma de hongo para el rostro (5) (6); mango portaelectrodos (7).

En este caso se denomina electrodo al elemento “puente” de que se sirve la esteticista para la racional utilización del aparato, teniendo en cuenta el efecto respectivo que pretende obtener del mismo. Si, por ejemplo, busca una acción meramente desinfectante, acoplará al mango una varilla de vidrio en forma de hongo, que deslizará por el rostro de la paciente, sin interposición de crema alguna. Si lo que pretende es estimular, levantará ligeramente el electrodo e irá percutiendo con suavidad sobre la zona que interese activar. Para ayudar a la penetración de un producto pasará el “hongo” de vidrio por el cutis, previamente ungido con la sustancia en cuestión.
Existe un electrodo, al que se llama rodillo (en realidad su forma explica gráficamente el porqué de tal denominación), que, debido a su fabricación especial, actúa como sedante en pieles sensibles, con caparrosa o aquejadas de alguna irritación pasajera. En este caso sus efluvios son de color anaranjado, debido a la presencia de gas neón.
Con ayuda del aparato de alta frecuencia se realiza así mismo una maniobra especial, denominada tratamiento indirecto, para la cual se acopla al mango una varilla que es sostenida por la paciente. En esto caso son las manos de la esteticista los verdaderos “electrodos”, al formar lo que podríamos denominar un campo eléctrico. Durante los breves minutos (no más de 10) que dura esta manipulación, la esteticista ha de practicar el masaje adecuado al tipo de piel que está tratando, a la que proporcionará, de este modo, una estimulación profunda de su actividad celular. El masaje indirecto suele incluirse dentro de los tratamientos periódicos de regulación de pieles flaccidas, desvitalizadas, asfícticas o extrasecas, empleando para cada caso la crema adecuada a sus características individuales.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Aparatos de estética y belleza


Alta frecuencia
Dentro del plano auxiliar en que debemos colocar a la mayoría de aparatos de estética, los generadores de corrientes de alta frecuencia poseen cualidades muy interesantes y dignas de tenerse en cuenta. Sin embargo existen muchos errores de comprensión sobre su verdadera utilidad, y hasta sobre la calidad real de los efluvios que se obtienen de los mismos.
—¿Me quemarán los granos con el aparato de rayos ultravioleta?
Esta es una pregunta muy corriente en la paciente que acude al instituto de belleza para que le “solucionen” una tendencia al acné. En ocasiones hay una inflexión de esperanza en su voz, en otras se adivina un cierto temor, en la mayoría de los casos, una mezcla de ambas sensaciones. Pero la realidad es que, con o sin euforia, la pregunta está totalmente desenfocada. ¿Por qué? Vuelve a evidenciarse la falta de información.
Ni la esteticista está autorizada a cauterizar grano alguno, puesto que todo tratamiento curativo propiamente dicho entra de lleno en el campo del dermatólogo, ni las chispas emitidas por los electrodos de que van provistos los aparatos de alta frecuencia empleados en estética pueden denominarse ultravioleta. Estos electrodos son de vidrio (nunca de cuarzo, destinado exclusivamente a usos clínicos) y las emanaciones son de rayos violeta, sin ir “más allá”. Ello no quiere decir, ni mucho menos, que carezcan de efectividad. Son muy apreciables sus cualidades desinfectantes, bactericidas y de contribución a una más profunda penetración de un determinado producto o a la estimulación de los tejidos, según sea su forma de aplicación o el electrodo empleado.

Etiquetas: , , , , , , ,