Aditivos alimentarios Archive

Cuidado con el consumo de azucar


Los azúcares pueden estar escondidos donde uno menos se lo espera. Si quiere controlar su consumo y hace esfuerzos por resistir las “tentaciones”, no olvide que no servirán de nada si no toma la precaución de mirar las etiquetas de los alimentos, incluso de aquellos que, a priori, no son dulces. Vigile las palabras que terminan en “osa”, ya que indican la presencia de azúcar. Un azúcar con otro nombre sigue siendo un azúcar. De hecho, hay más de cien sustancias que sirven para endulzar y pueden ser llamadas “azúcar”. Un ejemplo: el ketchup tiene un 8 por ciento más de azúcar que los helados.

Etiquetas:

Contraindicaciones del consumo de ajo


Drácula no es el único que le tiene miedo:
Aunque el ajo es una fuente de salud, algunas personas deben controlar su consumo:

■ En personas con problemas de intolerancia, puede provocar irritación de la piel.
■ Por ser anticoagulante, debe evitarse antes de una operación o extracción dental.
■ Tampoco abusarán de su consumo las madres mientras amamantan a sus bebés.
■ En dosis excesivas puede ocasionar cólicos, vómitos, mareo, dolor de cabeza, estómago.

Etiquetas:

Las vitaminas artificiales


Recurrir a vitaminas artificiales o reconstituyentes, se logra crear en el organismo una energía falsa que no hace desaparecer las verdaderas causas del problema.
Una buena dieta natural consiste en consumir sólo alimentos no adulterados, no cocinados, que permiten una desintoxicación completa. Jugos naturales de fruta, frutas frescas, jugos de verduras y verduras al vapor eliminan las toxinas y devuelven la energía perdida.

Etiquetas:

¿Hay que evitar los alimentos de índice glucémico alto?


¿Hay que evitar los alimentos de índice glucémico alto?
Existen personas más sensibles que otras a la acción de los dulces, pero en general son productos que deben consumirse esporádicamente y en dosis moderadas. Hay que tener en cuenta que suele tratarse de alimentos que aportan muchas calorías y pocos nutrientes. También se debe considerar la intervención del resto de alimentos en el proceso digestivo. Así un dulce en el postre no repercute tan negativamente como una merienda dulce copiosa o el picar entre horas.

Etiquetas: ,

¿Cuál es la necesidad diaria de hidratos de carbono?


¿Cuál es la necesidad diaria de hidratos de carbono?
Los glúcidos deben aportar el 55 o 60 por ciento de las calorías de la dieta, lo que significa entre 300 y 360 g de hidratos de carbono en una dieta de
2.200-2.400 calorías. Una cantidad inferior a 100 gramos diarios puede provocar una combustión inconveniente de las proteínas (lo que puede significar degeneración de tejidos) y las grasas. Las cantidades recomendadas pueden significar un incremento para muchas personas, pues en una dieta rica en carnes y grasas representan en torno al 30% de las calorías. La cantidad máxima de glúcidos que se puede ingerir sólo está limitada por el valor calórico y las necesidades energéticas.

Etiquetas: ,

Levadura de cerveza como suplemento alimenticio


Levadura de cerveza
Es uno de los mejores suplementos alimenticios para compensar un posible déficit de vitaminas del grupo B,ya que tan sólo una cucharada (10 gramos) cubre las necesidades diarias de vitamina B,, casi la mitad de las de ácido fólico (vitamina B9) y una cuarta parte de las de vitamina B2 y vitamina B6. Se recomienda en situaciones de estrés, agotamiento físico o intelectual. Se puede tomar en forma de copos (de 2 a 4 cucharadas al día en yogures o caldos), cápsulas o líquida, mezclada con zumos.

Etiquetas: ,

La Lecitina de soja


Lecitina de soja
La ingestión de lecitina produce un aumento de la colina plasmática, un compuesto hidrosoluble que forma parte de la acetilcolina, un neurotransmisor que estimula la actividad cerebral.Tomarla, por tanto, incrementa el rendimiento intelectual y aumenta la capacidad de memoria. Además, controla el nivel de colesterol, que puede provocar trombosis y problemas cardiocirculatorios. Como medida preventiva, en situaciones de sobreesfuerzo intelectual, se recomienda tomar una dosis de 1.200 mg diarios. Este micronutriente se encuentra fundamentalmente en las semillas de soja y en la yema de huevo.

Etiquetas: ,

Complejo vitamínico B


Complejo vitamínico B
Las vitaminas del grupo B son imprescindibles para la salud del sistema nervioso. Su presencia es necesaria para que se produzcan diversas reacciones metabólicas cruciales, que permiten la liberación de hormonas y otras sustancias neurotransmisoras (como la serotonina y la adrenalina). Y su consumo ayuda a combatir los estados de estrés, depresión, cansancio, falta de memoria, concentración, apatía y nerviosismo. La dieta occidental no favorece su absorción, ya que estas vitaminas están presentes sobre todo en los productos integrales, como cereales enteros, frutos secos y legumbres, que sólo algunas personas ingieren de forma habitual. Además, el consumo de azúcar, alcohol y café aumenta las necesidades de estas vitaminas. Y como son hidrosolubles, la capacidad de nuestro organismo para almacenarlas es limitada. En situaciones de carencia, se aconseja tomar 50 mg diarios de vitaminas B6 y B, durante dos meses. Y 15 mg diarios de vitamina B5 durante el mismo periodo.

Etiquetas: ,

Hierro


Hierro
La falta de hierro se asocia a la anemia ferropénica, que se caracteriza por un estado de debilidad y agotamiento generalizado. Pero se han descrito muchos síntomas en ausencia de anemia que afectan a las capacidades intelectuales y el comportamiento, como apatía, somnolencia, irritabilidad, disminución de la atención, dificultades de concentración… De hecho, se ha comprobado que un déficit de este mineral durante la etapa de crecimiento puede provocar alteraciones en el aprendizaje y nerviosismo. Son alimentos ricos en hierro la levadura de cerveza, la soja, la verdolaga (foto superior), algunas algas,   el pan de centeno inte-   gral, los copos de avena, los frutos secos, las legumbres y la carne magra. En caso de ser necesario, se pueden tomar suplementos bajo control médico.

HierroLa falta de hierro se asocia a la anemia ferropénica, que se caracteriza por un estado de debilidad y agotamiento generalizado. Pero se han descrito muchos síntomas en ausencia de anemia que afectan a las capacidades intelectuales y el comportamiento, como apatía, somnolencia, irritabilidad, disminución de la atención, dificultades de concentración… De hecho, se ha comprobado que un déficit de este mineral durante la etapa de crecimiento puede provocar alteraciones en el aprendizaje y nerviosismo. Son alimentos ricos en hierro la levadura de cerveza, la soja, la verdolaga (foto superior), algunas algas,   el pan de centeno inte-   gral, los copos de avena, los frutos secos, las legumbres y la carne magra. En caso de ser necesario, se pueden tomar suplementos bajo control médico.

Etiquetas: ,

Vitaminas para el cerebro


En general, el combustible básico del cerebro, al igual que el del cuerpo, son los hidratos de carbono transformados en glucosa. Pero existen oligoelementos, como el complejo de vitaminas del grupo B, algunos minerales y ciertas sustancias, que resultan indispensables para que funcione de forma óptima. Por este motivo, las personas que babitualmente desempeñan trabajos que requieren un gran esfuerzo mental deben procurar incluir en su dieta alimentos que contengan estos elementos o, si es preciso, tomarlos en forma de suplementos, bajo control e indicación médica.
La doctora Conxita Mir Rodón, especialista en medicina biológica, nutrición y homeopatía, lleva años estudiando el mejor rendimiento de nuestro cuerpo a través de la nutrición. Sus largas estancias en Estados Unidos, le han ayudado a elaborar este pequeño diccionario de nutrientes cerebrales, que irá perfeccionándose con el tiempo, ya que los nuevos descubrimientos permiten mejorar las recomendaciones.

Etiquetas: ,

Página siguiente »