adecuada dieta alimenticia Archive

Claves para adelgazar


Adelgazar se escribe con “P”:
Compartamos más claves para un adelgazamiento progresivo y un control de peso sostenido en el tiempo.
PRONÓSTICOS DE RESULTADO: No se pueden dar, porque no son iguales para todos. Esto se debe a que cada persona adelgaza de acuerdo a su propio ritmo.
PROSEGUIR: Si una comida, un día o una semana han sido fuera del programa, es importante analizar qué pasó, corregir lo que haga falta, y continuar…
PROTAGONISTA: Usted es el único protagonista de esta obra.
PROTESTAR: “¿Porque soy gordo?” No vale la pena. En lugar de lamentarse, es mejor actuar.
PRUDENCIA: ¿Con qué? Con las expectativas, para no desilusionarse. ¿Por qué? Porque se suele exagerar en lo rápido que se espera adelgazar, en que uno se adapte a los cambios “como por arte de magia”, en todo lo que ocurrirá al adelgazar. Sin embargo, no seremos mejores personas, ni más talentosos después de haber perdido peso. Sin duda habrá mejorado nuestra calidad de vida, pero no es todo. Por eso es mejor sorprendernos agradablemente con los logros, que sentir que no valió la pena haber adelgazado.

Etiquetas:

Alimentos que producen migraña


Alimentos causantes de ataques:
Muchos alimentos pueden desencadenar una crisis de migraña, aunque suele depender de cada persona. Sin embargo, los perjuicios de grasas, alcohol, frutos secos, quesos curados, alimentos escabechados, fermentados o adobados, son casi constantes en los mígrañosos. .

Etiquetas:

Recetas para las dietas de adelgazamiento


En las dietas de adelgazamiento suelen recomendarse los alimentos a la plancha, pero imagino que también pueden cocinarse de otros modos.

Cualquier preparación que no necesite aceite es válida para las dietas de adelgazamiento. Las más habituales son al horno, al vapor, en olla a presión, con materiales antiadherentes, cocción con agua o bien con un caldo. Para enriquecer el sabor, y no incrementar las calorías, pueden usarse especias aromáticas y vinagre.

Etiquetas:

Malos hábitos alimentarios genera estres


Malos hábitos alimentarios:

El podio de los menos recomendables:
1. Selección de alimentos poco saludables: esto propicia un consumo alimentario inadecuado y un desequilibrio nutricional.
2. Comer de más para aplacar la ansiedad: produce desórdenes alimentarios. Es necesario saber distinguir el hambre (pedido de alimentos por parte del organismo) del apetito (ganas de comer, más vinculadas al placer que a la necesidad).
3. Irregularidad de horarios para comer: hay que evitar saltearse comidas y pasar varias horas sin consumir ningún alimento. Por lo menos, habría que hacer las cuatro comidas principales y, a menos que sean colaciones saludables, no “picar” entre comidas.

Etiquetas:

Velocidad de absorción de los hidratos de carbono


Velocidad de absorción.
La diferencia más importante desde el punto de vista dietético es la velocidad con la que el cuerpo puede asimilar su glucosa. En este sentido, existen hidratos de carbono de absorción lenta y de absorción rápida.
La velocidad de absorción depende de varios factores. Los más importantes son el tipo de azúcares, la presencia o ausencia de fibra o grasa y la manipulación que haya sufrido el alimento. Por ejemplo, los hidratos de carbono del trigo se absorben lentamente cuando se presentan en forma de pasta integral y rápidamente en forma de pan blanco. La velocidad con la que se asimilan los azúcares debe estudiarse en cada caso, pues existen diferencias notables entre alimentos próximos. Por ejemplo, los azúcares de una fruta desecada como el dátil se asimilan tres veces más rápido que los de los orejones de albaricoque.
En general, los hidratos de carbono de las legumbres, de los cereales integrales y de algunas frutas se absorben con lentitud. En cambio, los de las patatas, las harinas refinadas, el azúcar y también los de algunas frutas se asimilan, a alta velocidad.
Los de absorción lenta son los considerados fundamentales en la dieta. Sin embargo, la mayoría de la gente consume una cantidad mayor de hidratos de carbono de absorción rápida. Las consecuencias sobre la salud son que se producen subidas rápidas en las tasas de glucosa en la sangre y los correspondientes incrementos en la producción de insulina -hormona encargada de regular la glucosa- por parte del páncreas.

Etiquetas: ,

La absorcion alimenticia


¿Cómo se puede reducir la velocidad de absorción?
El efecto de una dosis moderada de hidratos de carbono simples puede compensarse acompañándola con otros alimentos de absorción lenta y ricos en fibra. Cuanto menos procesados estén los alimentos, tanto mejor. Los copos de avena prensados del desayuno se asimilan más despacio que los «corn flakes», en los que la harina del grano, desmenuzada y aglomerada de nuevo, ofrece menos resistencia.

Etiquetas: ,

¿Hay que evitar los alimentos de índice glucémico alto?


¿Hay que evitar los alimentos de índice glucémico alto?
Existen personas más sensibles que otras a la acción de los dulces, pero en general son productos que deben consumirse esporádicamente y en dosis moderadas. Hay que tener en cuenta que suele tratarse de alimentos que aportan muchas calorías y pocos nutrientes. También se debe considerar la intervención del resto de alimentos en el proceso digestivo. Así un dulce en el postre no repercute tan negativamente como una merienda dulce copiosa o el picar entre horas.

Etiquetas: ,

¿Cuál es la necesidad diaria de hidratos de carbono?


¿Cuál es la necesidad diaria de hidratos de carbono?
Los glúcidos deben aportar el 55 o 60 por ciento de las calorías de la dieta, lo que significa entre 300 y 360 g de hidratos de carbono en una dieta de
2.200-2.400 calorías. Una cantidad inferior a 100 gramos diarios puede provocar una combustión inconveniente de las proteínas (lo que puede significar degeneración de tejidos) y las grasas. Las cantidades recomendadas pueden significar un incremento para muchas personas, pues en una dieta rica en carnes y grasas representan en torno al 30% de las calorías. La cantidad máxima de glúcidos que se puede ingerir sólo está limitada por el valor calórico y las necesidades energéticas.

Etiquetas: ,

Vitaminas para el cerebro


En general, el combustible básico del cerebro, al igual que el del cuerpo, son los hidratos de carbono transformados en glucosa. Pero existen oligoelementos, como el complejo de vitaminas del grupo B, algunos minerales y ciertas sustancias, que resultan indispensables para que funcione de forma óptima. Por este motivo, las personas que babitualmente desempeñan trabajos que requieren un gran esfuerzo mental deben procurar incluir en su dieta alimentos que contengan estos elementos o, si es preciso, tomarlos en forma de suplementos, bajo control e indicación médica.
La doctora Conxita Mir Rodón, especialista en medicina biológica, nutrición y homeopatía, lleva años estudiando el mejor rendimiento de nuestro cuerpo a través de la nutrición. Sus largas estancias en Estados Unidos, le han ayudado a elaborar este pequeño diccionario de nutrientes cerebrales, que irá perfeccionándose con el tiempo, ya que los nuevos descubrimientos permiten mejorar las recomendaciones.

Etiquetas: ,

Una dieta sana


Hacer una cura depurativa a base de zumos y frutas. Además de eliminar toxinas, aumentará nuestra receptividad a todo tipo de sensaciones.
Elaborar un menú original y sorprendente, con ingredientes y combinaciones que nunca hemos probado.
Agasajarse acudiendo a un restaurante de calidad, que ofrezca platos selectos y un servicio esmerado.
Confeccionar un menú de degustación y saborearlo con los ojos cerrados, poniendo atención en la textura, el sabor y las sensaciones que despierta cada alimento.
Recuperar recetas de la infancia que nos traigan recuerdos entrañables de lugares y personas queridas.
Preparar una cena especial para disfrutar en pareja o buena compañía, cuidando todos los detalles.
Atreverse a probar platos exóticos de otras cocinas en un restaurante árabe, hindú, japonés o africano.
Salir de la ciudad y acudir a un mercado rural para disfrutar del ambiente y adquirir productos autóctonos.
Saltarse las normas y, por un día, ajustar el horario de comidas a nuestra voluntad y necesidades.

Etiquetas: ,

Página siguiente »