Archivos para mayo, 2012

EL ACEITE DEL MEDITERRÁNEO


EL ACEITE DEL MEDITERRÁNEO.
El aceite de oliva es un producto tradicional y apreciado en los países mediterráneos cuyas virtudes son reconocidas actualmente por la ciencia.

Etiquetas:

Dosis diaria de grasa


Las mejores fuentes.
El cuerpo precisa pocas grasas. Una dosis diaria proporcionada es 3 g de omega-3,12 g de omega-6, y 30 g de monoinsaturadas.

ÁCIDO LINOLÉNICO (Omega-3)
Aceite de lino…………………….53,1 g/100 g
Semillas de lino…………………….14 g/100 g
Aceite de nuez……………………11,5 g/100 g
Aceite de onagra…………………..8,2 g/100 g
Nueces………………………………5,6 g/100 g

ÁCIDO LINOLEICO (Omega-6)
Aceite de onagra…………………68,4 g/100 g
Aceite de girasol…………………63,2 g/100 g
Aceite de nuez……………………58,4 g/100 g
Aceite de soja…………………….51,5 g/100 g
Aceite de maíz……………………50,4 g/100 g

MONOINSATURADAS
Aceite de oliva………………………73 g/100 g
Nueces de Macadamia……………..61 g/100 g
Avellanas………………………….50,5 g/100 g
Aceite de sésamo…………………..38 g/100 g
Almendras……………………………35 g/100 g

Etiquetas:

Reducir y sustituir los alimentos


Reducir y sustituir.
Reducir la presencia de carne en la dieta y sustituirla por otros alimentos ricos tanto en proteínas como hidratos de carbono de absorción lenta -cereales integrales y legumbres- contribuye pues a equilibrar la dieta.
El consumo de carne está relacionado con una incidencia mayor de algunas enfermedades, entre ellas el cáncer de colon. Los métodos de cocción también pueden generar residuos peligrosos: por ejemplo, la carne asada contiene benzopireno, un cancerígeno que se genera al caer la grasa sobre las brasas y que se encuentra igualmente en los cigarrillos. Por otra parte, los fabricantes de productos de charcutería, ahumados y carnes en conserva añaden nitratos conservantes (E-250, E-252…) que en el tubo digestivo se transforman en nitrosaminas, reconocidos componentes cancerígenos.
Las legumbres son las principal fuente vegetal de proteínas. Su consumo ha disminuido en detrimento de la carne, sin embargo sería recomendable que se recuperaran y se consumieran al menos tres veces por semana. Aportan una media del 23% de su peso en proteínas (35% en el caso de la soja), por lo que no tienen nada que envidiar a la carne y el pescado, además de poca grasa y abundantes hidratos de carbono de absorción lenta. Son también ricas en hierro, vitaminas del grupo B y fibra.

Proteínas vegetales


Proteínas vegetales.
Los alimentos vegetales también proporcionan todos los aminoácidos. La única condición para asimilarlos eficazmente es combinar las fuentes vegetales, de manera que el organismo reciba de un alimento el aminoácido que no le ha aportado en cantidad suficiente otro. Esta combinación puede realizarse en la misma comida o con días de diferencia. Por tanto no es necesario preocuparse, porque ingerir distintos tipos de alimentos es lo normal en una dieta equilibrada. El organismo incluso obtiene parte de los aminoácidos que precisa de las bacterias intestinales o de las células que se desprenden de la mucosa intestinal.
En cualquier caso, algunas combinaciones de alimentos que satisfacen eficazmente las necesidades de aminoácidos, en las proporciones adecuadas, son cereales y legumbres, cereales y hortalizas, trigo y frutos secos o cereales y yogur.
Las principales ventajas de los alimentos vegetales sobre los de origen animal son que no van acompañados de grasas saturadas ni colesterol, que no se corre eJ riesgo de consumir residuos de antíbióticos y otras sustancias utilizadas en las granjas, que contienen menos contaminantes ambientales y que aportan mayor cantidad del otro grupo esencial de macronutrientes: los hidratos de carbono.

Etiquetas:

Propiedades del pescado


PESCADO.
El pescado blanco en general está considerado un alimento proteínico (entre el 17 y el 20% de su peso) con menos inconvenientes que la carne. La merluza, como el bacalao o el rape, es de digestión sencilla y no contribuye al exceso de calorías en la dieta. Además aumenta la absorción del hierro aportado por las verduras, los cereales o las legumbres.

Etiquetas:

Propiedades del queso


QUESO
El queso fresco y bajo en materia grasa es una de las mejores opciones para aprovecharse de los productos lácteos en cuanto fuente de proteínas, que representan un 12% de su peso y se asimilan y digieren con facilidad. Por otro lado, el queso es una buena fuente de calcio. Quienes gozan de buena salud no deben preocuparse, pero si se padecen SB alergias o ¡p resfriados frecuentes conviene ser moderados en su
consumo. En nuestro país predominan los que se elaboran con cuajo animal, como los de Burgos o Villalón. Pero también pueden elaborarse con cuajo vegetal procedente de una variedad de cardo -como los que se hacen en Extremadura y Fuerteventura-, utilizando zumo de limón o recurriendo a sueros y fermentos lácticos.

Etiquetas:

PROPIEDADES DEL HUEVO


HUEVO.
La clara es proteína pura (más agua) de fácil asimilación y la yema, rica en grasas, contiene una proporción significativa de sanos ácidos grasos omega-3. Un huevo de tamaño mediano proporciona 7 g de proteínas. Además contiene otros nutrientes muy interesantes, como lecitina, vitamina B12, hierro, selenio, cinc y cobre. El régimen de las gallinas influye en el contenido de vitaminas y grasas poliinsaturadas, lo que aconseja elegir huevos de producción ecológica.

Etiquetas:

LENTEJAS


LENTEJAS.
La lenteja es quizá la legumbre que se prepara más rápido y la más sabrosa. 80 gramos en seco aportan 19 g de proteínas, muy abundantes en el aminoácido Usina, que se encuentra en menor cantidad en los cereales. Además destaca por su alto contenido en fibra y minerales, como hierro, cobre, fósforo, setenio, manganeso y cinc. En cuanto a las vitaminas, aporta cantidades considerables de ácido
fólico y vitamina Bj, B2y B3. Existen diferentes variedades que se distinguen por su tamaño y color. Las de color naranja vivo no precisan remojo previo y se hierven en sólo 20 minutos. Aderezadas con comino se digieren mejor

Etiquetas:

Propiedades de la soja


SOJA.
La soja, alimento básico y común en Asia, es la fuente más saludable y abundante de proteínas. Proporciona los nueve aminoácidos esenciales en las cantidades y proporciones adecuadas para ser aprovechados al máximo por el organismo. Una ración de 100 g habas de soja cocidas (50 g en seco) ofrece 19 g de proteínas que no van acompañadas de grasa saturada, como ocurre con la carne, sino insaturada, la más recomendable para la salud del corazón y del sistema circulatorio. Es una legumbre rica en calcio y sus isoflavonas -compuestos con acción hormonal- previenen los cánceres de mama y de próstata. La forma más fácil de consumirla es en forma de tofu o queso de soja. También se pueden encontrar leche, «salchichas», croquetas, tempeh (barritas fermentadas), salsas, hamburguesas, pinchos o patés.

Etiquetas:

Proteínas vegetales


Proteínas vegetales.
Los alimentos vegetales también proporcionan todos los aminoácidos. La única condición para asimilarlos eficazmente es combinar las fuentes vegetales, de manera que el organismo reciba de un alimento el aminoácido que no le ha aportado en cantidad suficiente otro. Esta combinación puede realizarse en la misma comida o con días de diferencia. Por tanto no es necesario preocuparse, porque ingerir distintos tipos de alimentos es lo normal en una dieta equilibrada. El organismo incluso obtiene parte de los aminoácidos que precisa de las bacterias intestinales o de las células que se desprenden de la mucosa intestinal.
En cualquier caso, algunas combinaciones de alimentos que satisfacen eficazmente las necesidades de aminoácidos, en las proporciones adecuadas, son cereales y legumbres, cereales y hortalizas, trigo y frutos secos o cereales y yogur.
Las principales ventajas de los alimentos vegetales sobre los de origen animal son que no van acompañados de grasas saturadas ni colesterol, que no se corre eJ riesgo de consumir residuos de antíbióticos y otras sustancias utilizadas en las granjas, que contienen menos contaminantes ambientales y que aportan mayor cantidad del otro grupo esencial de macronutrientes: los hidratos de carbono.

Etiquetas: ,

Página siguiente »