Archivos para noviembre, 2008

Electroestética masajes


Electroestética
Bajo el término de “electroestética” pretendemos incluir los tratamientos que, basados en las propiedades eléctricas aplicables al organismo, están alcanzando un auge inusitado. Intentaremos describir someramente en qué consisten.
Partiendo de una corriente continua —galvánica— y utilizando el cuerpo humano como un electrólito —en razón de su salinidad— se puede lograr una circulación de iones a través del organismo. Se actúa aplicando al cuerpo dos electrodos: cátodo —polo negativo— y ánodo -polo positivo—. A través de ellos se establece una corriente continua de tensión e intensidad apropiadas, lo que origina una circulación de aniones que van del cátodo al ánodo y otra de cationes en sentido inverso.

Etiquetas: , , , , , , ,

Hidroterapia


Hidroterapia
El agua, en estado líquido y de vapor, ofrece posibilidades de tratamiento corporal en el instituto de belleza. Así en el baño se utilizan como elementos terapéuticos las características de temperatura y presión del agua al actuar sobre el organismo, que se complementan con las excitaciones de movimiento del líquido.
El agua progresivamente calentada provoca una vasodilatación y aumenta la actividad orgánica, en tanto el agua fría tranquiliza y disminuye la aceleración cardiaca. Los movimientos de agua, el insuflado de oxígeno y el masaje de los chorros dirigidos unen a aquellos efectos los de un trabajo muscular notable. En conjunto, el agua ayuda a la reactivación circulatoria, eliminación de toxinas, tonicidad muscular y mejoría de los procesos celulíticos. Pero la rehidra-tación de la piel por este sistema es sólo un mito, y la influencia de los aditamentos en el agua es muy dudosa, si se exceptúa el baño de algas.

Etiquetas: , , , , , , , ,

Masajes y deslizamiento de las manos


Para facilitar el deslizamiento de las manos suelen utilizarse el talco o la glicerina, o bien cremas o emulsiones a las que se supone algún efecto coadyuvante.
Apartándose un poco de las bases del masaje manual, el masaje mecánico obtiene notables resultados, sirviéndose de aparatos más o menos ingeniosos que lo asocian a otros principios terapéuticos. Ofrece la ventaja de no precisar personal especializado, por lo que a menudo sigue al masaje manual superficial, sustituyendo al medio-profundo.
Como elementos de este tipo de masaje mencionaremos los “chorros de aire”. Se basan en un simple compresor que proporciona un caudal de aire a presión y temperatura variables. A la acción del masaje une además la del calor. Las “ventosas” ayudan a la secreción superficial de los exudados y activan notablemente el riego sanguíneo. No obstante sólo pueden aplicarse si existe una circulación periférica sin problemas. El “vibrador eléctrico”, de acción muy simple, tiene un notable efecto y amplio campo.
Como normas generales de aplicación ha de tenerse en cuenta, en cualquier caso, que la respuesta a la excitación externa de los tegumentos es muy distinta según los sujetos. La reacción puede hacer variar los resultados y esta razón explica el porqué insistimos en que la acción del masajista debe ser delicada, precisa y matizada. Se comprenderá pues fácilmente el que la excitación cutánea del masaje sea un arma terapéutica muy eficaz, si se maneja con atención y prudencia máximas. Y se comprenderá también que el masaje mecánico, al carecer de la facultad del tacto y de la interpretación inmediata del masajista, ofrezca notables peligros.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Masajes con pellizcamiento


El pellizcamiento, que consiste en asir y presionar los tejidos con los dedos pulgar e índice, actúa enérgicamente sobre zonas amplias, expulsando los exudados por la acción mecánica del masaje (superior). El vibrado manual, que se aplica frecuentemente para terminar el masaje de una región intensamente tratada, busca el efecto sedante y relajante. Consiste en unas sacudidas rápidas y regulares que se generan a partir de la palanca del brazo y antebrazo y se transmiten a través de la palma de la mano (inferior).
El tratamiento anticeíuíítíco se apoya en el empleo de cremas adelgazantes y de tos llamados factores adelgazantes, formados por extractos de algas marinas. En ambos casos es Indispensable el empleo previo de un tónico que deje la piel completamente limpia de impurezas.

Etiquetas: , , , , , ,

Las masajistas y los masajes


La masajista ha de tener un conocimiento profundo de los planos subcutáneos sobre los que actúa. El mismo masaje superficial requiere una técnica distinta en regiones como la planta del pie, en que la piel se adhiere a las partes subyacentes, o la zona de los dedos, dotada de ramos fibrosos muy resistentes que a veces afloran hasta la piel.
El masaje profundo es de gran incidencia en el organismo, podiendo obtenerse efectos muy diversos, según la forma de aplicarlo. Se practica agarrando los tegumentos y tirando ligeramente, al tiempo que se torsiona en acción combinada de ambas manos (superior). En regiones amplias la práctica de las presiones requiere una cierta energía y se aplica el masaje con la mano entera (centro). La fricción se ha de realizar pegando la mano a la piel y desplazándola con la piel en la medida en que lo permita la laxitud subcutánea (inferior).

Etiquetas: , , , , , , ,

Tipo de masaje superficial


En el articulo se ilustra un tipo de masaje superficial, tónico y anestésico, ejecutado por la palma de la mano o el pulpejo de los dedos, que frotan y se deslizan sobre la región en trayectorias centrípetas, o siguiendo el sentido de las fibras musculares. Es sedante y permite una gran variedad de estilos. Está considerado como el masaje por excelencia del instituto de belleza y resulta suficiente de por sí para fines tónicos y vasoconstrictores.
Siguiendo hacia un masaje algo más profundo, pasaremos a la fricción. Aquí las manos se adhieren a la epidermis, no desplazándose más que lo que las capas inferiores permitan por su flexibilidad. La presión será en este caso proporcionada a la resistencia de los tejidos. Las manos se mueven con desplazamientos simétricos o simplemente coordinados. Dado que el masaje actúa sobre el tejido celular de las capas profundas, la mano debe adaptarse siempre a las formas.
Las presiones, combinadas con la fricción, se practican utilizando toda la mano unas veces, el talón solamente en otras, o bien el pulpejo de los dedos, según las zonas. Como especialización curiosa de las presiones —a las que quizá sacamos poco partido— el masaje chino las viene aplicando a puntos muy precisos. Partiendo de que el desequilibrio entre las energías vital y orgánica conduce a los estados mórbidos, la terapia del masaje chino trabaja en profundidad, mediante presiones, y bajo principios de aplicación anatómica análogos a los de la acupuntura.
El pellizcamiento, que se ha practicado clásicamente para regiónes difíciles a otros procedimientos, utiliza la acción combinada de pulgar e índice. Estimula poderosamente la expulsión de exudados y favorece los intercambios orgánicos. Escuelas de tanto renombre como la japonesa utilizan al máximo el pellizcamiento, practicado de un modo especial, con el pliegue de la palma de la mano y el pulgar.
Por último, citaremos la vibración, cuya práctica ha pasado en gran parte al masaje mecánico.
Adecuadamente combinadas, estas posiciones son suficientes para los ciclos de un masaje de tipo medio. Más allá, la práctica del masaje no es y a propia del instituto de belleza y entra en el terreno de la fisioterapia aplicada.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Masajes para estar mas linda


Masajes
Si la gimnasia es el elemento primordial entre las prácticas naturales, el masaje manual es, por derecho propio, el rey de los tratamientos. Se ha dicho que referido al organismo humano puede aplicarse a todo y la afirmación no tiene mucho de exagerada. Excita o calma el estado general o el particular en unos determinados aspectos, regula la función de las visceras, modifica la circulación en márgenes muy amplios, se aplica en tratamientos de enfermedades —parálisis, neuralgias, cardiopatías…— y lesiones de muy diversa etiología —traumatismos, quemaduras…—. Y no hablemos del archiconocido aspecto muscular y articular.
La aplicación del masaje requiere un especialista muy experto. Esto, unido a la diversidad de tratamientos, hizo del masaje un arte y ha dado como consecuencia el que haya casi tantos tipos como masajistas. Resumir en pocas líneas una clasificación de las diversas prácticas es pues muy difícil.
Dejando de lado las aplicaciones más especializadas, que caen lejos del propósito que aquí nos ocupa, una primera clasificación sería el separar el masaje profundo del superficial. El primero va destinado a modificar el funcionamiento de las grandes visceras, por lo que tampoco nos ofrece ahora gran interés. El segundo actúa sobre las regiones periféricas y es el comúnmente aplicado en los institutos de belleza.
Su objetivo es vario. A veces se buscan sólo efectos relajantes que permitan una distensión necesaria para la aplicación de otros tratamientos. Otras veces se trata de obtener una tonicidad muscular. En ocasiones la masoterapia actúa sobre la circulación periférica, provocando reacciones vasodilatadoras o vasoconstrictoras. El más popular de los efectos buscado por la cliente del instituto de belleza es el de adelgazar. En este caso el masaje actúa sobre los tejidos adiposos para disolver la grasa y facilitar su reabsorción por el organismo. Pero la incidencia del masaje sobre el metabolismo es muy amplia y así, por curioso que parezca, puede también ser utilizado para conseguir que una persona magra engorde. Tal ocurre cuando se aplica un masaje general periférico que libere las hormonas tisulares a nivel de las capas dérmicas y active la eficacia de la nutrición general.
Por último citemos la aplicación específica en el tratamiento de la celulitis, aspecto muy debatido en cuanto a la técnica a emplear y a los resultados, pero tratamiento de masaje, y muy importante a fin de cuentas.
Si contemplamos el masaje desde la perspectiva de las formas de desarrollo, corremos también el riesgo de perdernos en un laberinto de pases y posturas. A título ilustrativo solamente, vamos a reseñar algunas posiciones básicas de las aplicaciones descritas, y, apoyándonos en las figuras adjuntas, mucho más explicativas que cualquier descripción.

Etiquetas: , , , , , , ,

La camilla para piernas en el gimnasio


La posición correcta del cuerpo en la bicicleta fija puede observarse mejor sobre la bicicleta horizontal. La máquina difiere notablemente de la estampa clásica. No obstante, es muy fácil ver cómo el ejercicio se centra en las extremidades inferiores, mientras el resto del cuerpo permanece en posición, actuando sólo a partir de la cadera.

La camilla para piernas va destinada a la misma zona muscular que las bicicletas, aunque con una acción particular sóbrelos glúteos. Consiste en una camilla provista de un artilugio de pesos y rodillos regulables, que actúan mediante el movimiento alterno de las piernas de la persona. La paciente se sitúa alternativamente en las posiciones de decúbito dorsal y ventral.
La cinta vibradora consiste en una especie de cinturón textil, de unos quince centímetros de ancho, unido en sus extremos a dos poleas excéntricas que se mueven mediante un motor. La paciente se coloca entre las dos poleas, con el cinturón adosado a la zona a tratar. El movimiento vibrador de la cinta en marcha produce un masaje rápido y profundo. La cinta vibradora, por la acción antedicha, no puede aplicarse indiscriminadamente a cualquiera ni en cualquier zona y su uso abusivo viene provocando constantes contratiempos. Sólo aconsejamos su aplicación en la alta y baja cadera, tanto por delante como por detrás. Constituye, como se ha dicho, un masaje mecánico barato de esfuerzo y tiempo, y eficaz en caso de estar bien dirigido.
El multiplex de pesos y poleas es un sistema de pesos y poleas articuladas, con tensión y carga regulables, destinado a ser movido por manos y pies en una acción coordinada. Constituye una gimnasia de desarrollo general, con muy buena incidencia sobre la región del tórax y los pectorales. No obstante, su eficacia está limitada por el esfuerzo que exige de la columna vertebral.
Las espalderas son un elemento de gimnasia deportiva, muy conocido por cierto. Es barato, de sencilla instalación y ocupa poco espacio. Permite una serie de ejercicios, con arreglo a tablas, de aplicación muy diversa. En el instituto de belleza constituye el “elemento comodín” del gimnasio, que permite hacer lo no específico de los demás aparatos.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Gimnasia con aparatos equipados


Gimnasia con aparatos

Mediante el uso de una serie de aparatos, más o menos artificiosos, y a los que se asocia el ejercicio de la paciente, puede obtenerse una cierta gimnasia que actúa selectivamente sobre determinadas zonas del cuerpo.
La serie de estos aparatos es muy numerosa. Algunos pueden instalarse en el domicilio particular, otros no, y sólo el instituto de belleza puede ofrecerlos en conjunto. Su uso requiere una cierta vigilancia, tanto para la práctica del ejercicio como para el control de los resultados.
A continuación reseñamos brevemente algunos de los más utilizados e indicamos algunas observaciones en orden a su eficacia, que creemos no deben ser omitidas.
La bicicleta Jija, en las modalidades normal y horizontal, posibilita un ejercicio dirigido a fortalecer los músculos de piernas y abdomen. Todas disponen de un velocímetro para control de la intensidad del pedaleo, un tacómetro que indica los kilómetros teóricos recorridos, y unos rodillos que, actuando sobre las ruedas con más o menos presión, permiten regular la fuerza exigida. La duración del ejercicio se determina o bien por tiempo o bien por kilómetros reco-iñdos.

Etiquetas: , , , , , , ,

TRATAMIENTOS EN EL INSTITUTO DE BELLEZA


TRATAMIENTOS EN EL INSTITUTO DE BELLEZA
Nuestra sociedad, que nos exige una constitución física difícil de obtener naturalmente, nos brinda, a cambio, los recursos de la ciencia y de la técnica para conseguir aquella necesidad. El instituto de belleza reúne estos recursos y los aplica en tratamientos muy variados.
De una parte, aprovecha lo que de útil ofrecen los medios naturales y lo asocia a los recursos técnicos. Así, en un mismo lugar y con gran economía de tiempo pueden obtenerse aplicaciones prácticas de gimnasia, helioterapía, hidroterapia, etc. De otra parte, dispone de tratamientos que, como el masaje o la depilación —valgan los extremos- sólo pueden ser dispensados por personal muy especializado. Finalmente quedan los tratamientos especiales de que más tarde hablaremos.

Etiquetas: , , , , , ,

Página siguiente »